Perfectas imperfectas: una campaña que no olvidaremos

Perfectas imperfectas: una campaña que no olvidaremos

8 mujeres. Nuestra fotógrafa de cabecera que lo da todo en cada sesión. 5 marcas de baño que nos apoyaron incondicionalmente. La suma de todo esto es para nosotras la SORORIDAD. 

En Petra, para Lia y para mí, es muy importante que cuando decimos en nuestro manifiesto que nos gustan las mujeres con curvas, sea real, que no se nos llene la boca de cosas que luego no cumplimos.Y aquí entonamos un mea culpa como una casa, porque las que no tienen curvas, también nos gustan, y las que tienen granos, estrías, etc. también. Además ellas se lo ven con una lupa de aumento que nos les hace entender que son (somos) todas la hostia de especiales.

 

 

Hace muy poco que pusimos este tinglado en marcha y tenemos que reconocer que lo que más nos gusta es la conexión que hemos conseguido con mucha gente, con las personas detrás de las marcas, con quien nos sigue en redes, con quien en los directos hemos colaborado para hablar de temas que nos interesan a todas...

 

Por eso, cuando hace semanas lanzamos la convocatoria para una sesión de fotos con mujeres no modelos y apostando por lo natural, nos quedamos alucinadas de la buena acogida que hubo. Mujeres que nos escribían contando lo importante que era para ellas que se hagan cosas así y lo mucho que querían participar. Fue muy guay. Tanto, que con el miedo de no tener el control sobre una sesión de fotos masiva, tuvimos que escoger entre todas. Nos quedamos con 8, siguiendo el orden por el que nos contactaron e intentando asegurar que se palpara diversidad entre todas en color de piel, altura, formas, etc. 

 

El resultado más allá de lo que se vea en la promo de baño con 15% dto. que activaremos este fin de semana, para nosotras es claramente lo que se creo en el ambiente de la sesión. Mujeres empoderadas que se sentían mimadas, queridas, admiradas y que abrazaron sus complejos y se olvidaron por un rato de la carga y presión social con la que cargamos las mujeres a cada paso que damos.

 

  

 

Solo podemos darles las gracias por compartir sus miedos y vergüenzas, por la conexión que propiciaron. Las imágenes hablan por sí mismas.

Deja un comentario